PDF Imprimir E-mail

Homeopatía

La Homeopatía es un sistema terapéutico que parte de la idea de la “Similitud” o “Similia similibus curantur”, es decir, lo similar cura lo similar. Desde este principio, se entiende que el mismo remedio que en una persona sana le producirían los síntomas de una enfermedad sirve, si se disminuye la dosis a una concentración infinitesimal, a estimular al organismo del paciente enfermo a poner en marcha su poder de autocuración.

Es posible, de esta manera, que los medicamentos lleguen a curar los mismos síntomas que pueden producir, dependiendo una u otra cosa de la  concentración de la sustancia administrada al paciente.

Las ventajas fundamentales del tratamiento homeopático son que los medicamentos se fabrican con sustancias naturales, bien sea animal, vegetal o mineral, sin efectos secundarios, pudiendo ser utilizados en cualquier tipo de paciente; ancianos, niños, embarazadas, enfermos crónicos, etc.

La Homeopatía puede tratar diversas enfermedades como la fibromialgia, alergias, procesos inmunológicos, hiperactividad infantil, tabaquismo, procesos respiratorios, etc.