PDF Imprimir E-mail

Biorresonancia

La Biorresonancia parte de la idea de que el cuerpo es un eje eléctrico que puede emitir y recibir oscilaciones electromagnéticas. Partiendo de este supuesto, esta terapia utiliza la emisión y recepción de las oscilaciones electromagnéticas del paciente, tanto para el diagnóstico como para el tratamiento. Para ello se precisan aparatos específicos y que chequean de forma paulatina las funciones de las distintas células, órganos y sistemas.

El objetivo de esta terapia es reestablecer la capacidad autorreguladora del organismo, para ello se reducen o eliminan las oscilaciones electromagnéticas patológicas y los factores de interferencias que afectan al paciente, como son las emociones, geopatías o toxinas de distina índole. Por tanto la biorresonancia favorece una armonización de los parámetros alterados en cada órgano o sistema de nuestro organismo.

Con la terapia de Biorresonancia provocaremos una inversión del campo electromagnético y conseguiremos la eliminación de forma eficaz, rápida y sin efectos secundarios del elemento que provoca la distorsión en él.

El tratamiento se practica mediante un equipo conectado al cuerpo del paciente, mediante unos electrodos, que, de forma indolora y sin efectos secundarios, producen una agradable sensación de relax.