PDF Imprimir E-mail

Medicina Bioenergética

La Medicina Bioenergética concibe la enfermedad como una consecuencia de la fricción entre los distintos niveles, físico, emocional y mental-espiritual, cuyo tratamiento da lugar a cambios fisiológicos y estructurales importantes en el organismo.

Para la Medicina Bioenergética la salud es una estructura multidisciplinar que implica aspectos genéticos, físicos, psicológicos y sociales. A la vez, es dinámica y fluctúa continuamente interrelacionándose con estos aspectos.

De esta manera, estar sano es estar en perfecto equilibrio con uno mismo, a nivel físico, mental y con el entorno.

Si no se consigue mantener una sintonía entre el mundo interior y el exterior se puede llegar a enfermar como consecuencia de la falta de equilibrio y de una ruptura en la armonía. Se generan, de esta manera, síntomas de naturaleza física, psíquica y mental.

Desde el enfoque de la Bioenergética no tenemos más o menos salud, sino que somos más o menos saludables, en la medida en la que somos más o menos íntegros. Así entendida la enfermedad es pérdida de integridad, como disolución del ser en los distintos estados de conciencia, sean éstos físicos, mentales o espirituales.