PDF Imprimir E-mail

Medicina Biológica y Antienvejecimiento

El enfoque médico de la Medicina Biológica se basa en ayudar a identificar las deficiencias en el estilo de vida, mediante chequeos biológicos, que influyen negativamente en el proceso de equilibrar el organismo.

Al identificar, podremos no sólo corregir, sino también prevenir para crear unos hábitos de vida que nos ayuden a incrementar la longevidad con una adecuada calidad de vida.

El objetivo inicial de un programa antienvejecimiento es el diagnóstico de la edad biológica o Bioaging, el grado de estrés oxidativo del organismo, mediante el estudio de radicales libres. El test de intolerancias alimenticias y deficiencias nutricionales o el test de micosis y bacterias, entre otros. Estos chequeos proporcionan unos parámetros que nos orientan de un modo rápido sobre el estado real del organismo, a nivel biológico y funcional.

La Medicina Biológica trata al individuo como un todo, teniendo en cuenta la relación entre todos los órganos y el resto del organismo. Ya que abarca no sólo los factores hereditarios, sino también los medioambientales, nutricionales y emocionales. En conclusión, el estilo de vida en el que se ha desenvuelto el sujeto.

Se entiende la Medicina Biológica como la Medicina del futuro, en tanto que se centra en la investigación de la causa que originó la enfermedad. Por eso, la Medicina Biológica es una medicina del bienestar, por entender que lo importante no son los síntomas en sí, sino los diferentes parámetros que los desencadenaron.

La Medicina Biológica y Antienvejecimiento es una nueva manera de entender la Medicina y la salud, partiendo siempre de la prevención como la mejor manera de mantenernos sanos.