PDF Imprimir E-mail

Medicina Psicosomática y Psicoterapia

El punto de partida de la Medicina Psicosomática es el enfoque bio-psico-social. Tiene en cuenta, a la hora de tratar la enfermedad, no sólo los factores genéticos y hereditarios, sino otros factores como los psicológicos, ambiéntales y sociales, con los que interacciona.

Sabemos que las patologías que afectan a nuestro entorno son eminentemente psicosomáticas. Detrás de síntomas claves como la angustia, la tristeza, la ansiedad o el miedo se encuentran patrones de conducta que, al no poder darles salida, generan la enfermedad. Se inicia así la somatización que, no es otra cosa, que el anclaje a nivel físico del conflicto emocional no resuelto.

Por tanto, es indispensable un equilibrio entre la esfera psíquica, biológica y social como forma preventiva de alcanzar un estado de bienestar.